Buenos Aires – Argentina | La movilización de organizaciones sociales y vecinales logró la aprobación de algunos proyectos resistidos por el macrismo y puso un freno a algunos negocios que habrían afectado trabajos barriales.

La movilización de organizaciones sociales y vecinales logró la aprobación de algunos proyectos resistidos por el macrismo y puso un freno a algunos negocios que habrían afectado trabajos barriales. Entre ellos, se destacan la inclusión en el Presupuesto 2013 de una partida para mejoras edilicias en el edificio de GasGascon 123cón 123, un edificio del Estado porteño habitado por unas sesenta familias, cumpliendo así una ley que había sido vetada por Mauricio Macri, pero, finalmente quedó firme; por otro lado, pasó a mejor vida el proyecto de la Feria del Sur, un emprendimiento gastronómico y comercial en San Telmo cuya ejecución ponía en riesgo la continuidad de un polideportivo utilizado por siete escuelas del barrio, una juegoteca y un club para adolescentes. Esa iniciativa, aprobada en primera lectura, perdió estado parlamentario. Aún queda pendiente otro reclamo vecinal, el de preservación de los espacios históricos que sobreviven en los terrenos de la playa ferroviaria de Caballito, cuya venta para la construcción de edificios y un parque fue aprobada en diciembre.

En las últimas semanas del año, la movilización de vecinos y organizaciones logró también archivar por un tiempo proyectos como la cesión de tierras en la Comuna 8 (Villa Soldati y Villa Lugano) para emprendimientos privados, en perjuicio de clubes de la zona sur de la ciudad, entre ellos Huracán, que perdía el predio denominado La Quemita para la construcción de talleres para Metrovías. Otra iniciativa que pasó a cuarteles de invierno, por tercera vez, es el megaemprendimiento inmobiliario de IRSA, Solares de Santa María, en terrenos de la Costanera Sur, pese a que tenía el visto bueno del macrismo y la Casa Rosada.

El mérito de los logros se acrecienta por tratarse de casos con poca visibilidad. En Gascón 123, en el barrio de Almagro, viven desde hace treinta años sesenta familias. Se trata de un edificio sin terminar, que expropió el gobierno porteño para una construcción de un viaducto sobre el Ferrocarril Sarmiento, una obra que nunca se hizo. El Estado porteño impulsa el desalojo judicial de las familias que como única salida impulsaron un proyecto que declaraba el edificio de interés con destino a vivienda social. La Legislatura logró aprobarla y como Macri la vetó fuera de término, la ley quedó firme. Ahora, la inclusión en el Presupuesto 2013 de una partida de un millón de pesos para la recuperación del edificio constituye otro freno para un posible avance en el juicio de desalojo.

En la última sesión, en la madrugada del 21 de diciembre, la Legislatura aprobó además la expropiación del edificio de la avenida Boedo 1951/61, ocupado por 26 familias, sobre las que pesa la amenaza de desalojo, con destino a vivienda social. El proyecto fue impulsado por la diputada María Elena Naddeo.

En cambio, pasó sin tratamiento y perdió estado parlamentario el proyecto para crear la llamada Feria del Sur, un emprendimiento comercial y gastronómico bajo la autopista 25 de Mayo, entre Paseo Colón y Bolívar. La iniciativa, impulsada por un consorcio privado –el mismo que explota el emprendimiento comercial bajo la autopista Illia, en Retiro– contemplaba el cierre de un polideportivo que utilizan alumnos de siete escuelas del barrio. También allí desarrollan sus actividades el Club de Jóvenes, una iniciativa del Ministerio de Educación porteño, y la juegoteca de la asociación civil Creactivar.

El proyecto ya tenía una primera aprobación de la Legislatura y fue debatido en audiencia pública, donde docentes y organizaciones barriales expresaron su rechazo. Había sido aprobado por el PRO, el bloque kirchnerista y parte de Proyecto Sur porque formaba parte de un paquete que incluía un permiso de uso precario de 19 predios, también bajo autopista, a organizaciones sin fines de lucro, y el llamado a licitación para la concesión de 92 predios en espacios bajo las autopistas. Los vecinos presentaron un petitorio con 1200 firmas en rechazo del proyecto. La oposición le retiró el apoyo y sólo se convirtió en ley el permiso de uso de los 19 predios.

En cuanto a la playa ferroviaria de Caballito, las organizaciones vecinales proponen modificaciones al proyecto aprobado en diciembre, para proteger la histórica casa de Norberto de la Riestra, primer administrador del Ferro Carril Oeste; los pórticos y un centenario tanque de agua; las calles empedradas y una balanza de cargas. También aspiran a preservar un emprendimiento cultural, la Estación de los Deseos, que funciona desde hace once año en uno de los galpones ferroviarios recuperados por los vecinos, declarado sitio de interés cultural por la Legislatura y el Congreso Nacional.

Fuente [ http://www.pagina12.com.ar ]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s